El arte de respirar

tumblr_mcy7ee58Um1rdtuzto1_500

El cuerpo humano es básicamente agua y uno de sus alimentos principales es el oxígeno. Podemos estar días sin comer y beber, pero solo unos minutos sin respirar. La respiración aporta el oxígeno necesario para el buen funcionamiento del organismo y constituye un poderoso motor circulatorio, también nos ayuda a relajarnos, a parar la mente y fortalecer el sistema inmunológico.

Algunas posturas que adoptamos, o determinadas actividades y sucesos estresantes empobrecen nuestra respiración. Las situaciones de ansiedad y estrés suelen provocar una respiración rápida y superficial que hace que nuestra capacidad pulmonar y de oxigenación se vea reducida y se produzca un mayor gasto energético y un aumento de la tensión general del organismo. La falta de oxígeno provoca fatiga, empobrecimiento de la sangre, estrés en el organismo, y por tanto, problemas de salud.

Respirar correctamente nos aporta:

Una adecuada oxigenación del organismo e incremento de oxígeno en la sangre. Mejora del funcionamiento de tejidos y órganos corporales. Menor gasto energético, en especial, el cardiaco. Estimula la circulación sanguínea. Reduce fatiga malestar. Previene el organismo del desgaste y envejecimiento prematuro. Ayuda combatir estrés y la irritabilidad.

El cuerpo genera oxígeno principalmente descansando y respirando. Al respirar no solo aportamos oxígeno necesario al cuerpo también conseguimos energía y un estado interno de relajación y conexión. Existen muchas técnicas de respiración: para relajar, para tonificar, para calmar, etc. Te propongo algunos ejercicios:

 

Toma conciencia de tu respiración

En posición  boca arriba, con la espalda  en el suelo y con las piernas ligeramente separadas y los brazos pegados al cuerpo con las palmas de las manos hacia arriba. Cierra los ojos y respira tranquilamente por la nariz unas 6 o 7 veces.

Una vez se consigue un estado relajado, coloca las manos sobre el abdomen  y observa el movimiento durante unos minutos.

Ahora apoya las manos sobre las costillas y siente como la respiración hace que se ensanchen dilatando la caja torácica.

A continuación, tratar respirar únicamente con el pecho y nota como se levantan las clavículas. Este tipo de respiración  es la que acompaña ante un estado nervioso.

Ejercicio para tranquilizarse

Se puede realizar de pie, sentado o tumbado con la espalda bien apoyado en el suelo o en la cama.

Cierra los ojos e inspira profundamente por la nariz. Cuenta hasta dos.

Contén la respiración 8 segundos. Sin perder la concentración comienza a expirar lentamente. Cuenta hasta cuatro. Practica tantas  veces como necesites, siempre sintiéndote cómodo.

 

 

Anuncios

Una respuesta a “El arte de respirar

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s